jueves, 4 de mayo de 2017

Conmemoración Faro a Colón busca volver a encender sus luces...

El majestuoso museo levantado en ocasión a la celebración del V Centenario del descubrimiento y evangelización de América cumplirá en octubre 25 años, un cuarto de siglo. Contra viento y marea, el presidente Joaquín Balaguer logró inaugurar el Faro a Colón el 6 de octubre de 1992 y trasladar allí los restos del almirante que reposaban en la Catedral Primada de América. “Nosotros no estamos celebrando nuestras raíces, sino conmemorando el hecho del descubrimiento de América y la figura de Colón que nosotros por gratitud, si quiera, tenemos que guardarle respeto”. De esta manera contestó Balaguer a un periodista de BBC Mundo, de Londres, en un acto celebrado meses antes a la inauguración del monumento, quien le cuestiona que “se enfatizaba demasiado en la hispanidad del pueblo dominicano dejando de lado otras raíces como la africana”. Y es que llevar a cabo una obra de esta naturaleza, cuya inversión se estimó en 135.2 millones de pesos, según datos oficiales, le costó al Gobierno de entonces fuertes críticas realizadas por el más humilde ciudadano hasta la prensa internacional, cuestionamientos alimentados por los ataques de la oposición. La decisión de erigir un monumento en honor a ese encuentro de culturas que se produjo en 1492, que recibió el nombre: “Descubrimiento de América”, se tomó en la Conferencia Interamericana, de 1923, en Chile. No obstante, los cimientos de este museo se echaron en 1948 en el gobierno dictatorial de Rafael Leonidas Trujillo, construcción que culminó 43 años más tarde. El Faro fue diseñado por el arquitecto inglés J.L Gleave. Su construcción estuvo a cargo del arquitecto dominicano Teófilo Carbonell, bajo la supervisión del ingeniero Bienvenido Martínez Brea, director de la Oficina Fiscalizadora y Supervisora de Obras del Estado, adscrita a la Presidencia de la República. Seguirleyendo por:elcaribe

0 comentarios: