viernes, 5 de mayo de 2017

La familia del niño que murió decapitado en el tobogán de agua más alto del mundo, Recibirá dinero por acuerdo Judicial...

La familia de Scott Schwab, el niño de 10 años que murió en Kansas en el tobogán más alto del mundo el verano pasado, recibirá cerca de 20 millones de dólares después de llegar a un acuerdo judicial, según se conoció este jueves. Schwab, que era hijo del congresista Scott Schwab, falleció el 7 de agosto cuando disfrutaba con la familia de un día de verano en un parque acuático. El menor estaba montado en la atracción Verruckt, que en alemán significa demente. 
El Verruckt permitía que las personas se desplazaran gracias a unas balsas que subían hasta una altura de 168 pies (51 metros) de altura, es decir, como un bloque de 17 pisos, para caer después a una velocidad de 70 millas por hora. Luego volvía a ascender otra loma para acabar en una piscina. Una persona cercana a la investigación, citada por la agencia AP, confirmó que el niño murió decapitado en ese trayecto. Otras dos mujeres que viajaban en la misma balsa resultaron heridas en el rostro y necesitaron ser atendidas en el hospital. La familia recibirá 14 millones de dólares de las empresas SVV 1 y KC Water Park, que están asociadas con el operador texano de parques acuáticos Schlitterbahn, según informó el diario Kansas City Star. El resto del dinero vendrá del contratista general y el fabricante de la balsa, entre otros. por:Santiago30caballeros

0 comentarios: